El verdadero impacto social de la economía colaborativa

Lucía Hernández, (@luciahdez3) conectora de Ouishare en Barcelona.

El pasado jueves, 30 de junio, se presentó en ESADE la nueva edición de la publicación Antena de Innovación Social ’We Share. Who Wins. Unravelling the controversies of the collaborative economy

Forme parte de la mesa redonda que se celebró tras la presentación del estudio junto con Amaya Apesteguía (OCU), Luis Morcillo (Airbnb) y Heloise Buckland (Instituto de Innovación Social de ESADE) para dar la visión de OuiShare.

Antes de nada aclarar que OuiShare es una organización independiente dedicada al estudio en profundidad del modelo economía colaborativa que actúa sobre 3 ejes: Ciudadanía, Administración Pública y Empresas Privadas, siendo nuestras actividades principales la formación/educación, investigación, construcción de comunidad, organización de eventos como el OuiShare Fest Barcelona y consultoría.

OuiShare, más que defender la economía colaborativa per se, defiende un modelo de economía colaborativa y ese modelo, tiene que generar impacto social positivo.

CAMBIO EN LOS VALORES

En los últimos 4 años ha pasado de ser un movimiento secundario a convertirse en mainstream por varias razones, entre ellas las ya conocidas como la crisis, la preocupación por el medio ambiente y la necesidad de pertenecer a comunidades de confianza, pero sobretodo, por un cambio en los valores y la necesidad de tener nuevos roles más participativos en las organizaciones que nos rodean.

Los ciudadanos la han adoptado de manera muy natural y es que la economía colaborativa ni es nueva ni ha surgido de la nada, sino que es un movimiento que viene de lejos y desde la base, un cambio sistémico.

El verdadero protagonista de esta historia es el ciudadano empoderado y conectado que gracias a sus conocimientos, habilidades, tiempo y propiedades puede obtener diferentes formas de ingresos (que no empleo) por diferentes vías, ejerciendo su actividad dentro de las plataformas de economía colaborativa y al que nosotros llamamos: Ciudadano Productor de Valor.

Y esto tiene mucho que ver con el futuro del trabajo.

EL MARCO DE REFERENCIA DE LA ECONOMÍA COLABORATIVA

En el cuadro de abajo se puede ver que incluído dentro del paraguas de la economía colaborativa está el consumo colaborativo, la educación, la producción, las finanzas y los nuevos sistemas de gobernanza.

Hasta ahora se ha tratado igual a todas las iniciativas que fueran P2P y que estuvieran bajo el modelo plataforma, mezclando términos y conceptos, la on-demand por ejemplo, se confunde muchas veces con la economía colaborativa, pero en la on-demand los precios son fijos (o casi), el producto o servicio una commodity y busca la inmediatez y la gran diferencia con la economía colaborativa es que no hay una base de valores compartidos.

Precisamente por la necesidad de empezar a diferenciar iniciativas hemos estado trabajando los último meses en hacer una segmentación de las empresas de la economía colaborativa según lo que guía su actividad, por un beneficio económico, social o cooperativista, sin ánimo de lucro, comunidad (focalizadas a escala local o de barrio como los huertos urbanos, las bibliotecas de juguetes/semillas o herramientas, los bancos de tiempo,..) y públicas (Ateneos de fabricación, bibliotecas, bicing,…)

O este ejemplo de Boyd Cohen que promueve iniciativas Pro-Comunes


LOS RETOS DE LA ECONOMÍA COLABORATIVA

Son grandes los retos a los que se enfrenta la economía colaborativa como la regulación y la fiscalidad, pero este modelo se encuentra en su pubertad, es muy pronto y no tenemos datos suficientes para saber cómo afectará al medio ambiente, a los ciudadanos y a la sociedad en general.

Se tiene que deconstruir lo establecido para construir algo nuevo que responda a las nuevas necesidades, crear espacios de conversación donde todos los actores estén representados, políticas públicas que promuevan una economía colaborativa responsable, nuevas formas de asociacionismo para defender los derechos de los usuarios, un nuevo lenguaje, en definitiva, una nueva historia para una nueva economía que ponga al ciudadano en el centro.

¿Tendrá impacto social positivo la economía colaborativa?

Eso solo depende de nosotros.

 

Related posts:

Economía Colaborativa, Sharing Economy, Social Innovation | , , , ,

Deja un comentario

El email no se publicará

*

*

*

You can use these tags and attributes HTMl: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

*