Aporofobia. La mitad de las personas sin hogar han sido agredidas

Maribel Ramos Vergeles, directora de la  Unidad de Desarrollo Estratégico de Rais Fundación, entidad coordinadora del Observatorio Hatento


Casi la mitad de las personas sin hogar han sufrido agresiones
, humillaciones o intimidaciones motivadas por la intolerancia hacia su situación de extrema exclusión. “Orinaron sobre mí mientras dormía”, “destrozaron todas mis cosas mientras me insultaban” o “me pegaron una paliza un grupo de chavales”, son algunos ejemplos de los delitos de odio que sufren las personas sin hogar. “Mendigo de mierda”, “vete de aquí basura” o “si volvemos a verte en el barrio, te quemáremos vivo” son algunos de los mensajes humillantes que lanzan quienes no respetan la dignidad de las personas que tienen menos (o nada). La falta de empatía, la deshumanización, la intolerancia, el considerarse superiores a quien se encuentra en esta situación son, sin duda, el caldo de cultivo de este tipo de comportamientos.

Los delitos de odio son actos de violencia, hostilidad e intimidación dirigidos hacia personas seleccionadas por su identidad, que es percibida como “diferente” por quienes actúan de esta forma. Los delitos de odio por aporofobia vienen motivados por la intolerancia y el odio hacia las personas pobres y en situación de exclusión. Un aspecto fundamental que debemos tener en cuenta es la desigualdad en la posición estructural que tienen perpetradores y víctimas. De esta forma, los delitos de odio ayudan a mantener la posición de “superioridad estructural” de quienes los cometen, mientras mantienen la identidad subordinada de las víctimas.

El Observatorio Hatento pretende aunar las fuerzas, el conocimiento y los recursos de varias organizaciones de atención a personas sin hogar y de defensa de los derechos humanos para generar un conocimiento fiable sobre este tema y poder actuar contra los delitos de odio contra las personas sin hogar. Este Observatorio está coordinado por RAIS Fundación e integrado por ASSÍS Centre d´Acollida, Asociación Bokatas, Asociación RAIS Euskadi, UNIJEPOL y Asociación Zubietxe.

La generación de conocimiento específico y fiable sobre el alcance y los mecanismos que subyacen a la especificidad de los delitos de odio contra las personas sin hogar ha sido una prioridad para el Observatorio Hatento, realizando la primera investigación sobre este fenómeno. Un 47,1% de las personas entrevistadas informan de, al menos, un incidente o delito relacionado con la aporofobia durante su historia de sinhogarismo. Dormir y vivir en la calle tiene un componente de violencia estructural, que además se ve agravado por la violencia directa de la que son objeto.

En todo caso, es fundamental no olvidar que el derecho a la vivienda se relaciona directamente con la calidad de vida, la seguridad y la salud de las personas, de forma que interacciona con los demás derechos fundamentales. Una sociedad democrática no puede permitirse abandonar más allá de los márgenes a parte de su ciudadanía.

 

Related posts:

NGO | , , , , , , , , ,

Deja un comentario

El email no se publicará

*

*

*

You can use these tags and attributes HTMl: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

*