El índice de confianza social, una nueva herramienta para la generación de conocimiento socialmente útil

Por Pau Mas, (@Pmascodi) responsable del Área de Debate Social d’ESADE

ESADE publica desde hace unos años un Informe Económico, que analiza la coyuntura y las principales tendencias de la economía española e internacional y que a estas alturas se ha convertido en una publicación semestral de referencia. Con la publicación del Índice de Confianza Social ESADE-Obra Social “la Caixa”, presentado recientemente en Barcelona y en Madrid, ESADE quiere complementar la mirada económica con una mirada más social, vinculada igualmente a su historia, a su misión, a su identidad. Con el apoyo de Obra Social “la Caixa” y las fundaciones Agbar y Aquae, el Índice de Confianza Social nace de un compromiso firme con la producción de conocimiento socialmente útil, capaz de alimentar la transformación de la realidad.

El Índice de Confianza Social quiere analizar de forma periódica el grado de confianza social de los ciudadanos en el presente y en el futuro del país. A diferencia de otros índices de base objetiva, el Índice de Confianza Social tiene una base subjetiva, es decir se sirve de las opiniones personales de los encuestados. La dicotomía entre información objetiva e información subjetiva está plenamente consolidada y aceptada por la comunidad científica, que las estima igualmente relevantes para el análisis social. Datos y percepciones son considerados puntos de vista complementarios, y, en el ámbito de las políticas públicas, se establecen objetivos y estrategias informados por ambas dimensiones y orientados a cada una de ellas, en reconocimiento de su igual validez o importancia a efectos de influir, condicionar o moldear el comportamiento humano y, en definitiva, configurar la realidad.

El Índice de Confianza Social es, pues, un indicador sintético que pretende medir el grado de confianza social de los ciudadanos. Es decir: su confianza en la capacidad de acceso a aquellos bienes y recursos que garantizan un cierto grado de seguridad y confort vitales, de autonomía y de bienestar personales, comúnmente aceptados. La confianza social recoge, de alguna forma, el estado de ánimo de la ciudadanía en lo referente a aquello que aporta seguridad y bienestar a sus vidas cotidianas. Está formado por nueve indicadores parciales o componentes. Estos son (1) la vivienda, (2) el mercado laboral, (3) la sanidad, (4) la educación, (5) las pensiones, (6) las prestaciones sociales, (7) las instituciones políticas, (8) las organizaciones económicas y empresariales y (9) los medios de comunicación.

Fruto del proceso de cálculo que se sigue para la construcción del índice, sus resultados pueden ser de 0 a 200, donde 0 representa la desconfianza absoluta y 200, la confianza absoluta. Son escenarios poco probables, por no decir imposibles: un valor 0 significa que no existe ninguna respuesta positiva. Por el contrario, un valor 200 implicaría que todas las respuestas son positivas. Descartados el 0 y el 200 como escenarios poco probables o incluso imposibles, el terreno de juego será la zona que media entre ambos valores, con el 100 como valor intermedio, que señala la llamada situación de equilibrio, a modo de umbral de confianza. Aquí cabe insistir que el Índice NO es un porcentaje y, por tanto, no puede ser leído ni interpretado como tal.

Hasta el momento se han realizado tres operaciones estadísticas, correspondientes a los meses de febrero 2014, de septiembre 2014 y de marzo 2015, con la intención de seguir midiendo la confianza social mediante dos operaciones estadísticas al año. Los resultados de las dos primeras olas ya han sido publicados y son accesibles en la web del proyecto, como lo es también la propia publicación.

Resultados SEP2014 

El mes de septiembre arrojó unos resultados de 72,3/200 puntos (unos 20 más que en febrero 2014), siendo los medios de comunicación el componente que mayor confianza genera, con 101,3/200 puntos; seguido del mercado laboral, con 93,9/200 puntos; y la vivienda, con 84,6/200 puntos. Por el contrario, los componentes que menor seguridad inspiran fueron las prestaciones sociales, con 50,7/200 puntos; y las instituciones políticas, con 51,4/200 puntos.

Por lo que refiere a los resultados de marzo 2015, estos estarán disponibles en breve, en la misma web del proyecto.

Evolución FEB2014 – SEP2014

Social Innovation | ,

Deja un comentario

El email no se publicará

*

*

*

You can use these tags and attributes HTMl: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>