Mujeres que cambian el mundo

Mónica Grau directora del proyecto WISE y European Project Manager del Instituto de Innovación Social de ESADE.

De la necesidad, la virtud: Los principales factores que mueven a las mujeres a convertirse en emprendedoras sociales son, por un lado, la percepción de exclusión en un tipo de empresas en las cuales no se sienten identificadas y, por otro, la búsqueda de nuevas oportunidades profesionales donde poder decidir y tener impacto social, según un estudio llevado a cabo por el Instituto de Innovación Social de ESADE. El 53 % de las mujeres entrevistadas aseguran que dan mucha importancia al hecho de que emprender les ha ofrecido oportunidades que no encontraban en otros trabajos, una opción que solo respaldan el 34 % de los hombres. En línea con este dato, destaca que el hecho de que el 35 % de las emprendedoras sociales se han sentido excluidas en algún momento en sus experiencias profesionales por razones de género.

Esta investigación se ha llevado a cabo en el marco del proyecto Women Innovators for Social Business in Europe (WISE), un programa de desarrollo y formación pionero para emprendedoras sociales europeas. El proyecto, financiado por la Comisión Europea y liderado por el Instituto de Innovación Social de ESADE, junto con la Universität St. Gallen (Suiza), la European Sustainability Academy (Grecia), la ONG DEŠA y Hub Zagreb (ambas de Croacia), pretende crear la primera comunidad europea de emprendedoras sociales (inicialmente, ha puesto en relación a 60 mujeres de España, Grecia y Croacia, 20 de cada país) y ofrecer formación a través de un programa de blended-learning.

Una cuestión de visibilidad. Otro mensaje recurrente por parte de las entrevistadas ha sido la falta de modelos de referencia, o la poca visibilidad que se dota a los casos de otras emprendedoras con vocación social. “Al igual que ocurre con las empresas con ánimo de lucro, en el emprendimiento social el modelo de referencia todavía es masculino y los ejemplos de mujeres siguen siendo poco visibles, aunque existen”, ha señalado Mónica Grau, directora del proyecto WISE. En este sentido, la creación de la primera comunidad de mujeres emprendedoras sociales europeas (WISE) pretende constituir una plataforma para promocionar la visibilidad del trabajo de estas mujeres y conformar un espacio común de apoyo, donde poder compartir realidades similares.

Face2Face. A principios de este mes de marzo, ESADECREAPOLIS y el E-Garage de ESADE fueron los escenarios del primer workshop “Face2Face”, tres jornadas de intercambio y formación en las que se reunieron las participantes del proyecto junto con el equipo local de WISE y otras mujeres invitadas, referentes en el sector privado o emprendedoras sociales, para poner en común experiencias e historias de fallos y éxitos, miedos y soluciones. Un espacio donde interiorizar estrategias para la resiliencia, donde empoderarse mutuamente y crear comunidad.

Artículo publicado en el blog IDEAMERICAS el 12/03/2015.

Related posts:

RSE, Social Entrepreneurship | , ,

Deja un comentario

El email no se publicará

*

*

*

You can use these tags and attributes HTMl: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

*