Retos de la agenda de incidencia política de las ONG

José María Vera (@Chema_Vera), Director de Oxfam Intermón.

Nos encontramos en una crisis de la que saldremos diferentes, con un contexto político tenso y cambiante, en un entorno tecnológico innovador y con una ciudadanía en la que se combinan los sentimientos de agravio e inseguridad, con una mayor propensión al activismo. Una revolución si comparamos el hoy con el momento social de hace 12 años, cuando algunas ONG comenzamos a incorporar la incidencia política y las campañas a nuestras estrategias para provocar cambios.

Los retos son muchos, diversos y a veces hasta divergentes. No es sencillo enfrentarlos y se requiere de realismo en las capacidades y pasión renovada por provocar cambios en las leyes, políticas y prácticas que afectan a la población vulnerable con y por la que trabajamos. Sin pretender agotar la lista, planteo varios desafíos que abarcan de lo estratégico a aspectos operativos.

  1. Conectar lo global con lo nacional/local. Las ONG de desarrollo que hacemos campañas hemos estado centradas en lo que ocurre fuera, en los países en los que trabajamos, en procesos internacionales. No se trata de abandonar este foco –quién hablará de las crisis humanitarias extremas y olvidadas si no lo hacemos nosotros-, sino de conectarlas con lo que ocurre en España, con lo que siente la ciudadanía, con una agenda nacional que en buena medida se ve reflejada en lo global. La desigualdad, la sostenibilidad y el cambio climático, las migraciones, el acceso a la tierra y al agua o la fiscalidad, son causas en las que hoy podemos movilizar sintiéndonos en un mismo barco.
  2. La Cooperación Internacional al Desarrollo no es una política “marciana”, aislada y desgajada del resto. Es de hecho la única política expresa de redistribución global y, tal y como la defendemos, se ampara y promueve un paradigma de cohesión social y cumplimiento de derechos fundamentales, que es clave mantener en Europa y en España. Es una política social más y debemos lograr que se inserte en la agenda de organizaciones y movimientos sociales que claman por la justicia económica y la calidad democrática.
  3. Nuestro mayor valor añadido viene de la internacionalización. Un riesgo serio de cualquier campaña, movilización o denuncia en la España de hoy es su localización. De hecho cuanto más doméstica, aparentemente más efectiva es una campaña para suscitar adhesión y activismo. Nuestro reto es ponerl en valor las conexiones entre las agendas, contribuyendo a las movilizaciones locales con experiencias comparadas, conexiones con campañas y redes internacionales y estudios que muestren la similitud de causas en las injusticias y que inciten a movilizarse en consecuencia. Sabemos lo que ocurrió en América Latina o en Asia en las crisis de los 80 y los 90 y de las respuestas organizativas. Hoy apoyamos en estas regiones a organizaciones que defienden derechos y luchan contra la injustica económica en cualquiera de sus vertientes. Tenemos conexiones internacionales, cierto acceso a espacios de decisión y capacidad articuladora. Ofrezcámoslo, aprovechémoslo.
  4. Necesitamos discurso político para luchar por causas concretas de forma eficiente y consistente. Una causa (los niños soldado, el acceso a la tierra en un país, los desahucios, el precio de los alimentos…) necesita de una narrativa que la enmarque y le dé sentido. Considero que la desigualdad es el concepto político que mejor puede enmarcar las campañas que impulsamos ya que da cabida tanto a la lucha contra la pobreza y la exclusión, como al cambio climático, la sostenibilidad y el consumo de recursos. Las violaciones de derechos civiles y políticos y el cierre de espacios para la voz ciudadana, también conectan con la desigualdad extrema que provoca agravio en la gente y una respuesta coercitiva desde el poder.
  5. Dicho lo anterior la conexión con la ciudadanía y la capacidad efectiva de generar cambios está en las causas concretas. Lo hemos visto en España con los desahucios o la privatización de la sanidad madrileña. Lo hemos experimentado internacionalmente con el Tratado de Control del Comercio de Armas, el acceso a medicamentos o el acaparamiento de tierras por empresas alimentarias. Ninguno de estos temas es asunto fácil ni rápido, ya que los intereses enfrente son poderosos. Sin embargo es posible, vaya si lo es, provocar cambios sostenibles en los mismos y al tiempo mantener la mirada puesta en lo que tienen de reto al sistema de poder.
  6. No podemos hacerlo todo, ni sabemos de todo. Las organizaciones de campaña debemos concentrarnos en los temas que conocemos mejor y que se enmarcan en nuestra misión. Es la mejor aportación que podemos hacer a movilizaciones y espacios ciudadanos más amplios. Sin embargo es esencial forjar alianzas abiertas que permitan refuerzos cruzados. En nuestro caso la “vieja” y hoy renovada alianza con Amnistía Internacional y Greenpeace, nos permite apoyar una diversidad mayor de causas a través de organizaciones experimentadas, al tiempo que recibimos su apoyo a aquéllas que defiende Oxfam Intermón. Un ejemplo de lo que debería ser más frecuente: alianzas entre sectores, no necesariamente esperables. ¿De verdad que solo las ONGD defendemos hoy la cooperación internacional como una seña de identidad de España en el exterior?
  7. A diferencia de los movimientos sociales de nueva generación, las organizaciones nos hemos volcado en las redes sociales, como todos, mientras sudamos para conectar la movilización virtual con la calle y las actividades presenciales. Así sea para una causa amplia, la conexión acaba necesariamente en un encuentro entre personas sin una pantalla de por medio. El balance y refuerzo mutuo entre el “on” y el “off line” fue el gran éxito de la primera campaña de Obama. Las redes sociales son imprescindibles, sí, pero no son en sí una campaña (el buen “producto campañeable” sigue siendo esencial) ni permiten aún llegar a una gran mayoría de la población, tal vez la menos activista aunque no por ello menos agraviada por la desigualdad o la corrupción ni menos solidaria. Los grandes medios y la proximidad y presencia ciudadana siguen siendo esenciales, bien apoyados por redes.
  8. El campo del fortalecimiento de capacidades para la incidencia ciudadana lo hemos desarrollado poco en España, salvo en el entorno limitado de nuestros equipos más punteros. Dada nuestra experiencia en otros países, retroalimentada por la potencia de las organizaciones y movimientos que apoyamos, podríamos incorporar en nuestra agenda el empoderamiento de organizaciones, colectivos y personas en España. Una ciudadanía transformadora y activa nace en un tempo social y parte de las motivaciones de cada uno, aunque puede ser apoyada con formación y propuestas de acción organizadas.

El último reto no es nuevo, ni siquiera es un reto, es una condición indispensable. La incidencia política y las campañas deben basarse en datos y argumentos rigurosos y contundentes, pero hoy más que nunca deben apelar a las emociones. A la indignación y el escándalo por injusticias flagrantes. A la pasión y la ilusión por cambiar, por transformar la injusticia lejana y la cercana, cualquiera que afecte a los seres humanos más vulnerables.

 

José María Vera Villacián es Director de Óxfam Intermón y participará como ponente en la próxima mesa redonda organizada por el Instituto de Innovación Social: Retos de la agenda de incidencia política de las ONG, que se celebrará el miércoles 19 de marzo de 2014, en Madrid. ¡Ven a debatir con nosotros! Confirma tu asistencia aquí.

Related posts:

NGO | , , ,

Una Resposta a “Retos de la agenda de incidencia política de las ONG”

  1. [...] Los 8 retos de la agenda de incidencia política de las ONG por xosecuns a innovacionsocial.esadeblogs.com enviado: ____ Un artículo de Chema Vera (Director Oxfam Intermon) "Nos encontramos en una crisis de la que saldremos diferentes, con un contexto político tenso y cambiante, en un entorno tecnológico innovador y con una ciudadanía en la que se combinan los sentimientos de agravio e inseguridad, con una mayor propensión al activismo. Una revolución si comparamos el hoy con el momento social de hace 12 años, cuando algunas ONG comenzamos a incorporar la incidencia política y las campañas a nuestras estrategias para provocar cambios." etiquetas: pobreza, riqueza, exclusión social, desigualdad, ong usuarios: 1   anónimos: 0   negativos: 0   compartir: sin comentarios actualidad, política karma: 6 (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); [...]

Deja un comentario

El email no se publicará

*

*

*

You can use these tags and attributes HTMl: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

*